El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, encomendó la dirección general del Instituto Nacional de la Juventud a Yeymi Muñóz, joven abogada originaria de Ahuachapán, electa diputada suplente de la Asamblea Legislativa en 2009. Ella será la responsable de dar vida y continuidad a las políticas de juventud emanadas del gobierno central.

 

El tema de juventudes no es nuevo para Yeymi Muñoz, pues participó como legisladora en la discusión y análisis de la Ley General de la Juventud, aprobada en 2012. El 13 de junio fue juramentada por el ministro de Gobernación, Arístides Valencia, como directora general del Instituto Nacional de la Juventud (INJUVE) y desde entonces realizó una gira en distintos centros y organizaciones juveniles del país como muestra de la nueva visión: “un INJUVE que vea la plana que las juventudes quieran que sigamos”.

La nueva funcionaria será pieza clave en el cumplimiento de promesas de campaña que hizo el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, entre ellas la creación de la Universidad en Línea, Ciudad Joven y el medio pasaje para estudiantes.

¿Qué actividades ha realizado en estos primeros días de gestión?

En apenas tres semanas de estar en esta institución he podido visitar en algunos departamentos a las redes juveniles y me doy cuenta de cuánto talento, de cuánto potencial hay en los jóvenes y que debemos descubrirlo, que debemos de engrandecerlo y darlo a conocer. Estoy contenta por este reto y queriendo motivar a la juventud para que se unan al esfuerzo, que no solo le compete al Instituto Nacional de la Juventud, sino a toda la juventud del país.

¿Cuál es la misión que le han encomendado y si piensa darle seguimiento a logros de la administración anterior?

Cuando el presidente de la República me pidió que asumiera este reto, consideré que debía hacerlo por ser este un espacio donde podemos hacer mucho por las juventudes. Creo que esta es la hora de la juventud. En el quinquenio anterior se hicieron cosas importantes, se recuperaron espacios juveniles que tenían 20, 30 años de estar descuidados; piscinas que tenían 10 años de no funcionar y se fueron recuperando esos espacios, hoy en este quinquenio nosotros tenemos que darle vida y dinamizar esos espacios y ponerlos a disposición de las juventudes del país.

¿Hay una visión de un cambio estructural enfocado en la participación de los jóvenes en la política?

Los jóvenes deben de participar en todos los espacios, y por eso el miércoles 25 de junio, que fue la presentación oficial de las autoridades del INJUVE, presenté a un joven muy talentoso, Jhon Antony Cruz, que es el delegado y el enlace oficial del Instituto Nacional de la Juventud con las organizaciones juveniles.

¿Es posible que los ocho miembros del Consejo de la Persona Joven que estipula la ley se aumenten a uno por cada departamento a nivel nacional?

El que un día podamos tener un representante por cada departamento sería lo ideal. Al momento de la aprobación de la ley dio únicamente para ser integrado por ocho, dos representantes por cada zona y en la misma ley se estableció que el desempeño de los jóvenes sería de manera honorífica y eso, creo yo, que hay apostarle en algún momento. La ley tiene muchos elementos importantes pero también tiene algunos vacíos que el camino nos va a ir indicando de qué cosas debemos reformar o mejorar.

¿Cuánto tiempo tiene de aprobada la Ley General de la Juventud?

La ley tiene dos años. En el 2012 pasamos a ser Instituto Nacional de la Juventud, es un instituto reciente en su creación y por tanto con muchas limitaciones y debilidades, el gran reto en este quinquenio debe ser fortalecerlo institucionalmente.

¿Han estudiado la posibilidad que en el futuro las organizaciones que no están legalizadas y que tengan carácter de colectivo por ejemplo, puedan participar del Consejo de la Persona Joven?

De hecho, dentro de la reingeniería que pensamos hacer en la institución, creemos que es necesario tener un registro de organizaciones juveniles de todo el país que no tengan que cumplir con el requisito que establece Gobernación de estar legalizados para formar parte del Consejo de la Persona Joven, porque eso de alguna medida los limita a participar. Queremos darle la oportunidad a todas las organizaciones posibles que se incluyan en el trabajo de juventud, queremos una institución de puertas abiertas, de participación juvenil.

¿Qué iniciativas tienen en estos primeros 100 días de gobierno?

De hecho vamos a iniciar en estos días una divulgación masiva de la Ley. Recientemente visité Morazán, San Miguel y Usulután. Estuve el sábado en la construcción de la red juvenil de la microrregión de El Bálsamo, donde participan Tepecoyo, Jayaque, Talnique y Zacacoyo, es un esfuerzo muy interesante. Me he dado cuenta del gran potencial que tenemos en la juventud y en esa lógica nosotros hemos decidido que a la juventud nosotros la debemos de mostrar positivamente.

¿Cómo se toman las decisiones del INJUVE, teniendo en cuenta que hay una directiva donde también están los ministros de Gobernación y de Seguridad?

La ley estableció que el Instituto debía tener una junta directiva y que esta debería de estar nombrada por un presidente que lo nombra el Presidente de la República, que en este caso es el ministro de Gobernación, Arístides Valencia; y además está integrada por el ministro de Seguridad, Ministerio de Trabajo, Ministerio de Salud, de Educación, Secretaría de Inclusión Social, Secretaría de Cultura y el presidente del Instituto Nacional de los Deportes. Son ellos, más tres representantes del Consejo de la Persona Joven que integran la junta directiva. Ellos son el organismo máximo de dirección, lo que implica que todas las cuestiones administrativas, financieras y que tengan que ver con el plan estratégico, con el plan operativo, deben ser aprobadas en las sesiones ordinarias que se celebran una vez al mes de la junta directiva.

¿De cuánto es el presupuesto de INJUVE?IMG_0930

Tenemos un presupuesto general del gobierno de $2.9 millones al año y un presupuesto que viene de las donaciones que es de $1.4 millones haciendo un total de más de $4 millones, que es el presupuesto general del Instituto. En años anteriores hubo de parte de las donaciones un presupuesto más alto que permitió desarrollar programas de jóvenes como PROJOVENES. En este momento ese proyecto finalizó el 31 de mayo y estamos a la espera que la Unión Europea, junto al gobierno del profesor Salvador Sánchez Cerén, puedan firmar un convenio donde necesariamente como INJUVE tendríamos un porcentaje que Europa le va a dar a El Salvador para ser invertido en materia de juventudes.

¿Cómo se les dará cumplimiento a las promesas del presidente dirigidas al sector juventud como Universidad en Línea, Ciudad Joven y medio pasaje a estudiantes?

Todos esos elementos surgieron de la consulta Diálogo de País, de la cual fui parte. En el programa que inauguró el Presidente el reciente sábado precisamente habló sobre la Universidad en Línea y dijo que se están creando las condiciones para echar a andar ese proyecto. Trabajé con él un año en su equipo de campaña y no dudo que cada uno de los proyectos a favor de la juventud que están consignados en el programa de gobierno serán incorporados al plan quinquenal.

¿Qué necesidades y fortalezas percibe en el contacto iniciado con la juventud?

Se reflejan muchas de las necesidades que ya conocemos como educación, pero también se percibe mucho entusiasmo y una gran necesidad de participar y esa será para nosotros la mayor apuesta como INJUVE. Nosotros no queremos un INJUVE que dicte la plana a seguir sobre las juventudes, sino un Instituto que vea la plana que las juventudes quieran que sigamos, será un INJUVE acoplándose a las necesidades de las juventudes, no las juventudes acoplándose al INJUVE.