“Puedo destacar que en este periodo se ha visto la inversión y está dando resultados. Hay jóvenes que tienen una beca en la universidad, hay jóvenes que tienen mejor acceso a la salud y mejor acceso al emprendimiento”, declaró Suleima Sánchez, integrante del Consejo Nacional de la Persona Joven (CONAPEJ), luego de conocer el informe de Gasto Público Social en Juventud (GPSJ) para el periodo 2014 a 2016.

El documento, que fue presentado este 23 de octubre de 2018, por el Instituto Nacional de la Juventud (INJUVE) y, la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia (SETEPLAN) indica que en los últimos años la inversión en jóvenes aumentó, ya que en esta medición (2014-2016) el egreso representa el 3.7% en promedio del Producto Interno Bruto (PIB) y alrededor del 22% del GPS.

En el primer informe (2011-2013) la inversión en jóvenes representó el 3% del PIB.

Además, el gasto per cápita en jóvenes, por año fue: $ 447 (2014), $ 453 (2015), $451 (2016).

Según, el documento las categorías donde más se invirtió en los jóvenes son: Educación, salud y asistencia social.

Además, las cifras indican que una significativa suma del GPS es financiado por fondos generales y recursos propios del gobierno que permite sostenibilidad de las políticas y programas  dirigidas a este grupo poblacional.

La directora del INJUVE, Yeymi Muñoz indicó que en este gobierno “hay una apuesta decidida por generar mayor inversión en juventud, que les permita a los jóvenes generar capacidades y les permita incorporarse a la vida productiva, y al mercado laboral”.

La funcionaria destacó que un ejemplo de la inversión es el programa Jóvenes con Todo (JcT) que da respuesta a las necesidades que tiene ese sector de la población para desarrollar sus capacidades y sus competencias.

Es de destacar, que este esfuerzo está en alineación al Plan Quinquenal de Desarrollo “El Salvador, productivo, educado y seguro” (2014-2019) en el cual una de las poblaciones prioritarias es la juventud, con énfasis en aquellas en situación de vulnerabilidad social.

Por su parte, el representante Auxiliar de Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), Mario Iraheta señaló que “hay una inversión positiva que El Salvador hace en juventud, ya que hubo un incremento de $690 millones a $884 millones de dólares por año”, y esto favorece a los jóvenes en la mejora de sus condiciones.

Los resultados del informe facilitarán a los tomadores de decisión de cada institución, establecer las brechas de financiamiento y evaluar si las prioridades de gasto son coherentes con las prioridades de país, considerando la ventana de oportunidades que está atravesando el país (bono demográfico).

El marco metodológico considerado para la elaboración del GPSJ, fue desarrollado por el UNFPA  y fue recientemente utilizado en siete países de América Latina, incluido El Salvador, lo que ha posibilitado la generación de un informe regional comparativo, con el propósito de determinar las similitudes y diferencias existentes entre los distintos países en lo que respecta a la inversión pública en juventud.