El Instituto Nacional de la Juventud (INJUVE), través de su directora, Yeymi Muñoz, participó en la entrega de acreditaciones de formación productiva, laboral y emprendedora; capital semilla y becas a jóvenes rurales que hizo el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), este 22 de febrero de 2017.

 

Son 400 jóvenes que se benefician como parte del Proyecto Desarrollo y Modernización Rural (PRODEMOR Central) en su fase de ampliación.

 

El total de la inversión en beneficio de ese sector poblacional del país  asciende a más de 500 mil dólares.

 

Desde el 2012 PRODEMOR conformó grupos y comités de jóvenes con los hijos/as de asociados de las organizaciones atendidas.

 

Logró la legalización de varios grupos de jóvenes, que posteriormente fueron retomados para el Desarrollo de Negocios Rurales y Microempresas, y elaboraron planes de negocios los cuales concursaron a fondos no reembolsables.

 

Luego conformó  seis redes de jóvenes rurales departamentales (Cabañas, San Vicente, La Paz, Cuscatlán, La Libertad y Chalatenango) con un aproximado de 1,900 jóvenes.

 

Con el apoyo del INJUVE consiguió la legalización de la Asociación Integral de Redes Juveniles Rurales de El Salvador (AREJURES).

 

Y es que, el INJUVE como ente rector de las políticas públicas y programas dirigidos a la población joven, adoptó el compromiso de fortalecimiento a la juventud rural en coordinación con las diferentes instituciones del Estado, en especial con aquellas que dirigen sus programas y proyectos a dicho sector del país.

 

Con las reformas a la Ley General de Juventud se logró la inclusión del MAG a la Junta Directiva del INJUVE, gracias a esto se abonarán más las relaciones de articulación en beneficio de la juventud rural.

 

También, abona el fortalecimiento del emprendimiento, para la incidencia en la disminución de los problemas sociales en los y las jóvenes rurales, rescatar valores culturales, ambientales y éticos.