San Salvador, 3 de junio de 2016

Como resultado del compromiso de fortalecimiento de las diferentes organizaciones juveniles  del país, el Instituto Nacional de la Juventud cumple con el compromiso de legalización de la Asociación Integral de Redes Juveniles Rurales de El Salvador (AREJURES), este 3 de julio de 2015.

<a href="https://flic.kr/s/aHskB1pPyM" target="_blank">Click to View</a>

Esta es la primera vez que se legaliza una red con presencia de juventudes rurales en los 14 departamentos.

Con la legalización se busca la consolidación de la organización para que ésta contribuya al desarrollo de las comunidades, a fin de que las juventudes no tengan necesidad de abandonar sus orígenes y sus tierras; y que sean parte fundamental del relevo generacional en la agricultura del país.

Además, con la legalización, la Red podrá gestionar fondos para formar jóvenes dentro de los territorios de la zona rural, para que desarrollen habilidades adecuadas al entorno y que permitan realizar emprendimientos que promuevan  el desarrollo de la comunidad.

En el plan de acción de AREJURES busca fomentar el emprendimiento, incidir en la disminución de los problemas sociales en los y las jóvenes rurales; rescatar valores culturales, ambientales y éticos, desarrollar la equidad de género, fortalecer la identidad cultural de los pueblos originarios.

En el desarrollo de este plan, la Red contará con el apoyo del INJUVE, del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) con financiamiento del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA).

AREJURES cuenta con la participación de 110 jóvenes rurales que representan a las 13 redes juveniles departamentales y al comité de jóvenes indígenas en donde participan más de 1,950 jóvenes del sector.