Cientos de jóvenes salvadoreños y guatemaltecos formaron parte de una verdadera fiesta cívica este 5 de septiembre de 2014, en el traspaso de la Antorcha Centroamericana de la Paz y la Libertad que se hizo en el puente El Jobo de La Chinamas, Ahuachapán.
Con los colores azul y blanco lo jóvenes fueron los protagonistas, durante el recibimiento de la antorcha que realizo el Ministro de Educación de El Salvador, Carlos Canjura, de parte del Viceministro de Educación guatemalteco, Gualberto Leyva.
La llama de la paz y la libertad recorrerá por tres días la tierra cuscatleca en manos de 40 mil estudiantes de centros escolares públicos del país, a fin de sembrar en ellos los valores de la paz, confraternidad y paz, informaron las autoridades.
“Este traslado de la antorcha por toda Centroamérica, debe ser el compromiso de las y los jóvenes por construir la paz”, manifestó el titular de educación salvadoreño.
Luego de disfrutar la fiesta cívica, resaltar la participación y patriotismo de estudiantes, José Antonio Asencio, un joven de 18 años oriundo de Las Chinamas, se mostró complacido y destacó que los “jóvenes deben respetar los valores en este mes cívico”.
A la fiesta cívica, asistieron autoridades guatemaltecas y salvadoreñas entre ellas la Directora del Instituto Nacional de la Juventud, licenciada Yeymi Muñoz, quien acompañó a las y los jóvenes voluntarios que cerraron filas a los costados del puente, para celebrar el ingreso de la antorcha a suelo salvadoreño.
Desde hace 55 años la antorcha inicia su recorrido por Centroamérica en 1° de septiembre. Su recorrido comienza en territorio guatemalteco, luego pasa por El Salvador, Honduras y Nicaragua, hasta llegar el 15, Día de la Independencia, a la hermana República de Costa Rica.