Un total de 150 jóvenes de 33 comunidades de 25 municipios del país se integran al trabajo de prevención de la violencia del Instituto Nacional de la Juventud (Injuve) y del proyecto “Fortalecimiento de Centros Juveniles y Espacios comunitarios de las Regiones Central, Occidental y Oriental de El Salvador, como apoyo al Programa de Comunidades Solidarias” – FOCAP.

El objetivo del Injuve es incrementar las capacidades de las y los jóvenes para favorecer la cohesión social en el ámbito comunitario y municipal.

Son líderes y lideresas que cuentan con experiencia en el trabajo de prevención social de la violencia a nivel comunitario y municipal, reconocidos como Facilitadores Juveniles, quienes gozarán de ayuda económica de 150 dólares mensuales por un periodo de diez meses.

El total de la inversión es de $225 mil dólares. A esto se suma el costo de procesos de capacitación y la entrega de kit de papelería y útiles.

Los y las jóvenes iniciaron su trabajo en marzo de 2015, y el 10 de abril del presente año, firmaron la carta compromiso.

Asimismo, recibieron la inducción de los lineamentos generales sobre el proyecto FOCAP, y cuáles serán sus funciones, a fin de dinamizar, junto a los técnicos territoriales los programas del Injuve en las áreas de recreación, deporte, cultura, arte, medio ambiente, inclusión social, prevención de la violencia, salud integral, participación juvenil, empleo juvenil y educación.

La Directora del Injuve, licenciada Yeymi Muñoz, exhortó a los facilitares a comprometerse para que cada día su comunidad se trasforme. “Creemos firmemente que la fuerza motriz la tienen las juventudes del país. Ustedes serán esos hombres y esas mujeres que harán la diferencia en sus comunidades”.