Por quinto año consecutivo el Comité Técnico Nacional liderado por Instituto Nacional de la Juventud (Injuve) inició oficialmente las actividades del Programa Nacional del Servicio Social Juvenil (PNSSJ) este 26 de mayo de 2015.

El PNSSJ beneficiará a más de 1,000 jóvenes como facilitadores/as y a más de 50,000 jóvenes como resultado del ejercicio multiplicador de cada uno de los voluntarios/as participantes.

Con esta iniciativa, el Comité Técnico busca fortalecer e impulsar procesos de liderazgo en las y los jóvenes, a través del aprovechamiento del Servicio Social, formando con éstos un grupo de agentes multiplicadores en diferentes temáticas que son fundamentales para el desarrollo integral de las juventudes del país.

Para el Servicio Social, los facilitadores/as son formados en temáticas como: Salud Integral, Salud Sexual y Reproductiva, Salud Mental, Prevención de Consumo de Drogas, Orientación y Habilidades para el Trabajo, Prevención Social de la Violencia y Cultura de Paz, Cultura de Paz en el Ámbito Educativo, Educación Vial, Medio Ambiente y Género.

Con el manejo de las temáticas, estos jóvenes voluntarios del Programa Nacional del Servicio Social, desarrollan dentro de sus comunidades y centros escolares la duplicación de las lecciones aprendidas con base al uso de la guía de facilitación.

El Programa del Servicio Social es un esfuerzo del Instituto Nacional de la Juventud en coordinación con el Ministerio de Educación, Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, Ministerio de Trabajo y Previsión Social, Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Ministerio de Salud, Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer, Consejo Nacional de Seguridad Pública, Comisión Nacional Antidrogas y la Policía Nacional Civil (PNC).

Este 2015 se cumplen cinco años del Programa, un esfuerzo en materia de prevención de la violencia.

Este programa tiene su origen de una iniciativa que impulsaron en La Paz. En este departamento la PNC, a través de su dirección de Servicios Juveniles y Familia, en coordinación con otras instituciones de la localidad, capacitó a jóvenes estudiantes del nivel medio en temas relevantes para su formación, a fin de que éstos posteriormente repliquen lo aprendido en sus centros educativos.

Es así como el Injuve retoma esta vivencia y la incorpora en la Política Nacional de Juventud como parte de las estrategias para la territorialización de los esfuerzos en el tema de juventud por parte de las instituciones públicas.
Este esfuerzo inició con la prueba piloto en el 2010 desde entonces se implementa en los departamentos: Morazán, San Miguel, Usulután, Ahuachapán, Sonsonate, Santa Ana, San Salvador en los cuales el Instituto de la Juventud tiene incidencia a través de sus Centros Juveniles y La Paz a través del Departamento de Prevención.

Más de 4,000 jóvenes fueron formados como facilitadores desde el año 2010, del mismo modo más de 150,000 jóvenes se han beneficiado con el ejercicio de réplicas de las y los facilitadores.