El Gobierno de El Salvador inauguró ayer, 19 de enero, el año escolar en el Complejo Educativo “Dra. María Julia Hernández” del municipio de Quezaltepeque, en donde ratificó la continuidad de los programas sociales en beneficio de la población estudiantil y sus familias.

Además anunció la ampliación del programa de paquetes escolares a bachillerato y la implementación de la promesa de campaña “Un niño/Una niña, una computadora”, a partir del primer trimestre de este año.

El Viceministro de Educación, Francisco Castaneda, planteó su deseo de cumplir con las proyecciones para este año de que la gestión del Gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén, sea llamado el quinquenio de la educación.

Con la entrega de estos paquetes escolares, se verán beneficiados por primera vez más de 146 mil jóvenes de bachillerato, de un total de 1,4 millones de estudiantes que reciben uniformes, un par de zapatos y útiles.

El presupuesto que destina el Estado a éste programa asciende a $73,5 millones lo que ha permitido, entre otras cosas, incrementar el nivel de escolaridad, reducir la deserción y apoyar la economía familiar.

“No hay prioridad más importante para nuestro gobierno en los próximo cinco años que invertir creciente y sistemáticamente en nuestro sistema educativo; la educación es el centro, la educación es la clave”, expresó el Vicepresidente de la República, Oscar Ortiz.

Asimismo, mencionó el apoyo que se brindará a los niños y niñas con una computadora por estudiante, lo que les permitirá desarrollar nuevas destrezas para recibir una formación educativa integral.

El Vicemandatario aseguró que no sólo mejorará a la comunidad estudiantil, sino también a los docentes y la infraestructura de los centros escolares, para garantizar mayor seguridad y mejor calidad de estudio para los niños, niñas y jóvenes.