San Salvador, 27 de mayo de 2016.

La fuerte tormenta que se registró el 15 de mayo de 2016, en Usulután, dejó como resultado tres árboles caídos que dañaron la infraestructura del Centro Juvenil del Instituto Nacional de la Juventud (INJUVE) de dicho municipio, del departamento homónimo.

Debido a la antigüedad y daños ocasionados por el gorgojo, dos árboles de eucalipto y uno de pino sucumbieron a los vientos que azotaron con la lluvia en el municipio. La caída ocasionó daños en el muro perimetral al costado sur y en la cancha de basquetbol del Centro Juvenil.

 

Para remover los escombros se solicitó la ayuda del Cuerpo de Bomberos de la zona, quienes retiraron el árbol de pino, mientras que la dirección del Centro Escolar El Naranjo retiró los árboles de eucalipto con el uso de motosierra.

Es de aclarar que el pasado 5 de abril de 2016, un técnico del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) junto a su similar del INJUVE, hizo una inspección para la instalación de un vivero en el espacio juvenil.

CJ Usulután 1

En esa inspección el técnico de Medio Ambiente notó algunos árboles dañados, por lo que recomendó a las autoridades del Centro Juvenil la remoción de los mismos, debido al riesgo que significaba para los usuarios e infraestructura del espacio.

CJ Usulután 2

Actualmente, el INJUVE cuenta con el permiso de remoción de lo que quedó de los árboles caídos y de otros que representan un peligro para la comunidad usuaria.

En Morazán

En el caso del Centro Juvenil de San Francisco Gotera, del departamento de Morazán, el 6 de mayo de 2016, un árbol centenario de amate, dañó la infraestructura al caer de forma natural, por la antigüedad y la infestación de gorgojo que afecta la vegetación de la zona oriental.

CJ Morazán 1

Los espacios afectados del Centro son: Aulas talleres, servicios sanitarios y salón de usos múltiples.

Además de afectar al espacio juvenil, que se encuentra en proceso de remodelación, el árbol también derribó postes del cableado telefónico.

CJ Morazán22

 

Ante estos hechos, el INJUVE informa a la población que la caída de los árboles, en ambos casos, fue producto del fenómeno natural y no una situación planeada, tal como lo constataron las autoridades pertinentes.

Asimismo, reitera el compromiso de velar y respetar las leyes ambientales del país y de cumplir con el Artículo 20, numeral G de la Ley General de Juventud.

 

 

San Salvador, 27 de mayo de 2016.